CROSSROADS OF JEWISH AND CHRISTIAN HISTORYLugar de encuentro de la historia Judía y Cristiana
Magdala
Carta del P. Juan

Crossroads of Jewish and Christian History

Carta del P. Juan

Carta del P. Juan

Muy querida familia de Magdala,

Hay un concepto que ha resonado mucho en nuestros corazones en los últimos tiempos: las sorpresas.

Estamos todos sorprendidos por la “sorpresa” del COVID-19, estamos sorprendidos por cambios drásticos en nuestra vida, en nuestro modo de comportarnos, en la ausencia de tantas cosas superfluas de nuestro día a día. Estamos sorprendidos, probablemente, por el comportamiento de personas que se han mostrado particularmente solidarias y generosas en este período de confinamiento.

Nos ha sorprendido a todos la heroicidad del personal médico y sanitario. ¿A quién no le sorprendió también ver esa plaza de San Pedro vacía, con un crucifijo y una imagen de la Virgen, con el Papa anciano subiendo solo esas gradas para orar en nombre de toda la humanidad por el fin de la pandemia?

Me gustaría ahora sugerirles una tarea: ¿cuáles han sido las sorpresas positivas de su vida: a nivel humano, a nivel laboral, a nivel espiritual? Estoy seguro de que las sorpresas negativas estarán siempre presentes, y quizá sean cosas que pasarán y dejarán de ser importantes en nuestras vidas; y que las sorpresas positivas están ya siendo un amanecer, algo que quizá cambiará nuestras vidas para mejorar, para superarnos, para liberarnos.

También en la familia de Magdala hemos tenido muchas sorpresas positivas. Me gustaría comentarles algunas.

Primeramente, nos ha sorprendido el grado de madurez, de generosidad y de entrega del personal de Magdala. Tenemos que agradecerles el tener la camiseta bien puesta. En los meses pasados nos quedamos aquí confinados 25 personas, y hemos tenido que hacer, literalmente, de todo. Ha sido precioso ver el deseo de ayudar, de apoyar, de salir adelante que todos y cada uno ha mostrado. Cuando alguno se sentía desanimado, no faltaba alguien que se le acercara para darle una motivación o para ayudarle en sus tareas. Me parece oportuno expresar esto diciendo que “en todos los caminos se encuentra algún buen samaritano”. Espero que también para ustedes haya habido algún buen samaritano, o que ustedes mismos hayan sido buenos samaritanos para los demás.

También quiero agradecer la sorpresa, repetidísima, de nuestros bienhechores y amigos que, conscientes de las dificultades económicas por las que hemos pasado, no han dudado en dar un paso adelante, y tomar sobre sus hombros generosos una parte de este peso y de este sacrificio. Nuestro aprecio y agradecimiento. Cada centavo es un acto de generosidad que nos ayuda y nos conmueve. Pedimos a Dios que recompense tanta generosidad y que la multiplique.

Desde el inicio, Magdala había soñado con crear un “Magdala Media Center”, incluso la pandemia nos sorprendió con un técnico especialista que vino para hacer un estudio de esta futura sección de Magdala. Casi sin quererlo, nos hemos encontrado “sorprendidos” trasmitiendo diariamente mensajes, misas, oraciones, conferencias y cápsulas. Quizá ha sido un “parto” inesperado, pero era algo que ya estaba en el ADN de Magdala. Ahora podemos decir que ya nació, y que esperamos poderlo llevar a su madurez y desarrollo, para hacer asequible la vida de la Tierra Santa y de Magdala a muchas personas en todo el mundo. Afortunadamente, las nuevas tecnologías han facilitado esto en gran medida.

En este momento quisiéramos “sorprenderles” a todos y cada uno de ustedes para comunicarles que Magdala va a reabrió sus puertas el día 18 de junio, confiando en que al menos el turismo local pueda volver a darnos trabajo sin sobresaltos.

Es obvio que detrás de la escena de este mundo hay Alguien que guía nuestros pasos y que fomenta estas sorpresas. Ojalá que cada uno de ustedes pueda descubrir las sorpresas positivas y agradables que este período ha traído para sus vidas. Dejémonos sorprender. La otra mañana leíamos los sacerdotes en la Lectura Breve de las Laudes Matutinas: “¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?, ¿la aflicción?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro?, ¿la espada? En todo esto venceremos fácilmente por Aquel que nos ha amado. (Romanos 8, 35-37)”.

Familia, que el amor de Dios sea nuestra fuerza y nuestro cimiento. Así, podremos encajar las sorpresas negativas, e incorporar en nuestra vida las positivas. Que Dios sea siempre el mayor protagonista de nuestras vidas.

Desde Magdala, fraternamente,

P. Juan María Solana, L.C.


Share This:
Subscribe
Suscríbete
Contacto

Horario de acceso
Todo el año: Lunes - Domingo 08:00 – 18:00

Magdala se encuentra ubicado en el poblado actual de Migdal, en la orilla este del Mar de Galilea (Kinneret en hebreo) y se encuentra a las faldas del Monte Arbel.Read More

Migdal Junction, P.O. Box 366, 1495000 Magdala, Israel

+972 4 620 9900

info@magdala.org

Tours guiados: visit@magdala.org o llamando al 053-226-1469

Reservas de oración o misa: ducinaltum@magdala.org o llamando al 053-444-6406

Política de privacidad

2018 Travellers’ Choice



Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Receive the latest news and updates from Magdala.

Subscribe

You have Successfully Subscribed!