CROSSROADS OF JEWISH AND CHRISTIAN HISTORYLugar de encuentro de la historia Judía y Cristiana
Magdala
Carta del P. Juan

Crossroads of Jewish and Christian History

Carta del P. Juan

Carta del P. Juan

Muy queridos amigos:

Este año al sol radiante de la Resurrección se le ha antepuesto la nube de la preocupación y el dolor en muchos hogares. Les deseo una feliz Pascua desde Magdala y espero que María Magdalena los acerque al Cristo resucitado, para que, como ella, podamos decir con alegría y con convicción: “He visto al Señor”.

Ver al Señor. Este es el trabajo de nuestra vida como creyentes. Ver al Señor, es verlo en nuestros hermanos, en la naturaleza, en el dolor… “Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí”, dijo Jesús hablando de su crucifixión. Ver al Señor, es lo que logran las mentes y los corazones que se dejan purificar y elevar por la gracia de Dios, hasta descubrirlo, como Tomás, “metiendo sus dedos en los agujeros de los claros, y su mano en el costado traspasado del Señor”. La Pascua no ha cancelado lo horrores del Viernes Santo, pero le ha dado sentido y dimensión.

Pido para que el Misterio Pascual de Cristo ilumine más que nunca nuestras vidas.

Quisiera también llamar la atención sobre otro elemento que nos ilumina desde la vida de María Magdalena, y que parece particularmente útil en este momento: el voluntariado. Como nos dice el Evangelio de Lucas 8: 1-3, “seguían a Jesús un grupo de mujeres que habían sido curadas por él […] y que le servían con sus bienes”. ¡Tenemos aquí al primer grupo de voluntarias del Evangelio!

El ejemplo de estas santas mujeres, que, en agradecimiento a Jesús, lo siguieron y le sirvieron, sea para todos nosotros una clara invitación para transformar nuestra vida. Cuando al sentido de mi vida le añado el sentido de servir gratuitamente alguna causa, el ocuparme en solucionar las necesidades de los demás, el ser sensible y no centrarme solo en mí mismo y en mis intereses personales, hará de mí un voluntario. Serviré libre, alegre, generosa y gratuitamente.

En estos días en que nuestra humanidad sufre tanto por la pandemia del COVID-19, veamos qué podemos hacer a nuestro alrededor o quién puede necesitar de mi ayuda. Quizá sean necesidades materiales, o apoyo moral o espiritual; tal vez una simple oración o un mensaje positivo. Todos podemos hacer algo. Todos podemos ser y hacernos voluntarios para solucionar los problemas que afligen a nuestra sociedad, a nuestra Iglesia, a nuestras familias.

En pleno respeto del distanciamiento y de todas las normas de seguridad, descubramos este sentido enriquecedor de nuestra vida: el servicio gratuito y voluntario. Ya lo hacen muchos, de muchas formas. Pidamos a Jesucristo y a María Magdalena en este momento, que nos iluminen el modo de servir y apoyar en las presentes circunstancias.

Desde Magdala, de la mano de María Magdalena, Apóstola de los Apóstoles, les mandamos nuestras oraciones, nuestro apoyo y nuestro afecto agradecido,

P. Juan María Solana, L.C.


Share This:
Subscribe
Suscríbete
Contacto

Horario de acceso
Todo el año: Lunes - Domingo 08:00 – 18:00

Magdala se encuentra ubicado en el poblado actual de Migdal, en la orilla este del Mar de Galilea (Kinneret en hebreo) y se encuentra a las faldas del Monte Arbel.Read More

Migdal Junction, P.O. Box 366, 1495000 Magdala, Israel

+972 4 620 9900

info@magdala.org

Tours guiados: visit@magdala.org o llamando al 053-226-1469

Reservas de oración o misa: ducinaltum@magdala.org o llamando al 053-444-6406

Política de privacidad

2018 Travellers’ Choice



Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Receive the latest news and updates from Magdala.

Subscribe

You have Successfully Subscribed!