CROSSROADS OF JEWISH AND CHRISTIAN HISTORYLugar de encuentro de la historia Judía y Cristiana
Magdala
Magdala: mi segunda familia por María Andrea Castro

Crossroads of Jewish and Christian History

Magdala: mi segunda familia por María Andrea Castro

Magdala: mi segunda familia por María Andrea Castro

Si hay algo de lo que estoy segura es que el voluntariado de Magdala nos ha cambiado la vida a todos los que hemos tenido la oportunidad de vivirlo. Esta experiencia dividió mi vida en un antes y un después, y estoy segura de que Dios me trajo aquí con dos propósitos: crecer en la intimidad con Él y, así mismo, conocer a mi segunda familia.

Cuando vine por primera vez en el 2018, estuve por ocho meses y nunca imaginé que venir a Magdala se convertiría en la mayor experiencia de mi vida. Magdala es una de esas etapas que no quieres que termine, porque lo que se siente en este lugar, no es nada más que plenitud y alegría.

En el sitio se siente el cariño y el amor de Dios a cada momento y este se ve reflejado, especialmente, en cada uno de los voluntarios que vienen a servir. Aún recuerdo que un día, mientras estaba en la cafetería limpiando, una peregrina se me acercó con lagrimas en los ojos y me dijo: “Este lugar me ha tocado el corazón, pero sobre todo, sus voluntarios. Me he dado cuenta de que Dios habita en cada uno de ustedes, sirviendo con tanta disposición y felicidad; se siente como si uno entrara en su propia casa”.

En ese momento comprendí que Dios está obrando en cada uno de nosotros a medida que nos entregamos a Magdala y, aunque a veces no nos damos cuenta, los peregrinos sí. Esa es la magia de Magdala. Cada uno, con sus diferentes habilidades y dones, aporta una semilla que va dando frutos y ahí está el reflejo de Dios. Él nos hace instrumentos Suyos para que los visitantes también sientan Su amor.

Creo que no me bastó con enamorarme de mi primera experiencia el año pasado, y por eso decidí regresar este verano por un poco más de dos meses, coincidiendo a la vez con el primer reencuentro de exvoluntarios de Magdala. No cabía en mí más emoción al saber que iba a poder conocer a tantas personas las cuales, a lo largo de la historia del proyecto, han sido parte de esta extensa familia que nos une a todos.

Si algo me llevé de este primer reencuentro fue la manera en que nos quisimos desde el primer instante sin ni siquiera conocernos. Sabíamos que pertenecíamos a la misma familia. Es una sensación que tal vez las palabras nos son suficientes para expresarla, pero definitivamente entiendes que Dios ha sido la pieza clave para que cada uno de nosotros coincidiéramos en el mismo lugar.

Terminando mis últimos días de voluntariado, solo puedo decir que siempre estaré agradecida con Dios porque Él, a través del Padre Juan, me dio la oportunidad de formar parte de este proyecto y de pertenecer a esta gran familia de Magdala. Creo que todos podemos estar de acuerdo en que cada uno de nosotros, al servir en este lugar, pudimos vivir un pedacito del Cielo en la Tierra.


Share This:
Subscribe
Suscríbete
Contacto

Horario de acceso
Todo el año: Lunes - Domingo 08:00 – 18:00

Magdala se encuentra ubicado en el poblado actual de Migdal, en la orilla este del Mar de Galilea (Kinneret en hebreo) y se encuentra a las faldas del Monte Arbel.Read More

Migdal Junction, P.O. Box 366, 1495000 Magdala, Israel

+972 4 620 9900

info@magdala.org

Tours guiados: visit@magdala.org o llamando al 053-226-1469

Reservas de oración o misa: ducinaltum@magdala.org o llamando al 053-444-6406

Política de privacidad

2018 Travellers’ Choice



Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Receive the latest news and updates from Magdala.

Subscribe

You have Successfully Subscribed!